Blogia
Ciencias y Mancias

Yoga, un método para liberarse del estrés

            La palabra yoga procede de la raíz "Yuj" y significa "unir". Esta práctica que tiene en cuenta la relación recíproca ente el cuerpo y la mente se orienta hacia la autorrealización de la persona, el aumento de la atención, concentración y en definitiva, hacia la paz mental. En Occidente es, desde hace ya muchos años, una de las técnicas favoritas para la liberación del estrés que provoca la ajetreada vida que llevamos.            

El Yoga es un método de perfeccionamiento humano que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu, y que tiende a la comprensión profunda de la naturaleza esencial del hombre, para vivir en armonía consigo mismo y con el medio ambiente. Esta práctica tiene en cuenta la relación recíproca ente el cuerpo y la mente, y para mantener ese equilibrio combina todos los movimientos que necesita el hombre para asegurar la salud física con las técnicas de meditación que deben asegurar la paz mental. Se trata de una técnica que nos permite descubrir quiénes somos realmente y cuál es la realidad de nuestra existencia para poder llevar así una vida plena y realizada más allá de insatisfacciones, angustias y miedos.            

Los principales problemas que sufren las personas de hoy en día están relacionados con su estado de ánimo. La sociedad occidental ha mejorado la calidad de vida de los ciudadanos, proporcionándoles comodidades que las generaciones anteriores ni siquiera podían imaginar, pero también ha instaurado el estrés, las prisas y la competencia, que afectan muy negativamente a la salud de las personas, causando dolores musculares, depresiones y enfermedades psicosomáticas.            

El cuerpo es visto como un vehículo para el alma y de ahí surgen los cinco principios del Yoga:

- Ejercicio adecuado (Asanas),

- Respiración adecuada (Pranayama),

- Relajación adecuada (Savasana),

- Alimentación adecuada (Vegetariana)

- Pensamiento positivo (Vedanta)

- Meditación (Dhyana).

La palabra Yoga procede de la raíz "Yuj", que significa unir, integrar, asociar y en este sentido representa la consciencia individual, temporal y finita que el hombre vive en su mente con la absoluta conciencia intemporal e infinita que supone el universo. El sistema del Yoga es llamado así porque enseña al ser humano a experimentar la unidad de conciencia, asegurando así la liberación de la dualidad que vive el hombre en su mente.            

La práctica de yoga se orienta hacia la autorrealización de la persona, el aumento de la atención y concentración, y en definitiva hacia la paz mental. Algunas prácticas aumentan la capacidad de vivir el amor, orientado hacia la felicidad. Es muy importante saber adaptar cada práctica al momento oportuno sin obsesionarse con ellas y no convertirlas en una finalidad en sí. Toda persona que sepa adaptar adecuadamente estas prácticas a sus necesidades se beneficiará de sus efectos físicos, fisiológicos y psicológicos.  Aprender a respirar es fundamental            

A nivel físico, la práctica de las "asanas" mejora los músculos de la espalda, que a diario se ve sometida a posturas incorrectas que son las responsables de los dolores y de las desviaciones de la columna vertebral. El yoga enseña a respirar, y es que una buena respiración es la base de la salud del hombre. En lo que respecta a nivel fisiológico, el trabajo que se realiza con el Yoga actúa sobre las glándulas tiroideas y suprarrenales del cuerpo, regulando las hormonas del individuo. Un funcionamiento incorrecto de las tiroideas repercute a nivel físico en trastornos de peso, sensación de agotamiento, falta de concentración y nerviosismo.            

Finalmente, la práctica del Yoga repercute también en la mente del hombre. La toma de conciencia de las "asanas" y de la respiración hace que el individuo incremente la noción sobre sí mismo y que viva de una forma más plena su vida diaria. La respiración consciente logra que a nivel físico y psicológico se reduzca el nerviosismo y se adquiera una mayor sensación de bienestar y de seguridad, así como el poder de decisión frente a los problemas cotidianos.            

Pero seguramente la práctica más importante del Yoga es la meditación y la contemplación, mediante las cuales se pretende que la mente se ilumine con lo que cada uno tiene en su interior. Este método facilita que la persona tome conciencia de lo que busca en el exterior para lograr la plenitud y lo encuentra en sí mismo.            

El Yoga pues, es una práctica de lo más recomendable en nuestra vida cotidiana como medida de prevención de la salud y como instrumento para convertirnos en personas más plenas y consecuentemente, felices.            

El Yoga es un método de perfeccionamiento humano que abarca el cuerpo, la mente y el espíritu, y que tiende a la comprensión profunda de la naturaleza esencial del ser. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres